Noticias

Debido a la masiva presencia de roedores en diferentes lugares de la Biblioteca Regional
de Atacama, la autoridad de Salud decretó su cierre, lo cual afecta tanto a los usuarios
como a los funcionarios que allí laboran. Ayer los fiscalizadores de la SEREMI de Salud tras
realizar una inspección, decidieron clausurar el edificio hasta que se completen los
procedimientos de control de plagas y otros.
En lo que va de abril a la fecha, en dos oportunidades se debió cerrar las unidades que
funcionan en el edificio de la Biblioteca Regional, cuyas jefaturas iniciaron los
procedimientos correspondientes a fin de mitigar el impacto a los usuarios. Sin embargo y
pese a realizar el control de plagas, la situación se mantiene.
Asimismo, ANFUPATRIMONIO de Atacama, que ha estado en extremo preocupada de esta
situación, así como sus dirigentes nacionales, esperan que las autoridades del Servicio
Nacional del Patrimonio Cultural resuelvan esta situación en lo que respecta a las
dependencias de las unidades del servicio que allí laboran, como son la propia biblioteca y
la Coordinación Regional de Bibliotecas Públicas.
Sin perjuicio de lo anterior, el dirigente Ibar González, reconoce que este problema
obedece a un contexto más amplio que solamente el edificio de la Biblioteca Pública, “sino
de todo el centro histórico que comprende varias cuadras del centro de la ciudad, incluida
y como uno de los focos principales, la Plaza de Armas, así como otros lugares que se han
transformado en microbasurales en pocos meses, situación propicia para la presencia de
estos indeseables vectores”.
Al respecto, la Asociación Nacional de Trabajadores y Trabajadoras del Servicio Nacional
del Patrimonio Cultural, a través de su presidente regional, Ibar González, hace un llamado
a las autoridades regionales, especialmente al Intendente Regional, a tomar cartas en el
asunto y proveer las soluciones adecuadas a esta problemática, “que, de no controlar,
podríamos lamentar consecuencias sanitarias, que podrían afectar la salud de las personas
que trabajamos y también quienes utilizan los diferentes servicios públicos del sector”.